martes, agosto 21, 2007

Estadísticas post mortem

Nunca me he considerado un fanático de las estadísticas y, de hecho, siempre he huido de aquellos que buscan representar cualquier situación de la vida por medio de gráficas y números.

Contradictoriamente, hay una estadística que he querido conocer desde que era un crío, y a la que nunca tendré acceso. Una estadística que se podría titular: "¿a qué he dedicado mi vida?". Si pudiera ser mientras estoy vivo, pues mejor que antes que muerto (suponiendo que exista algún ser en el más allá que sea tan amable como para mostrármela una vez finalizada mi etapa corpórea). En cualquier caso, me gustaría saber:

- ¿Cuánto tiempo de mi vida...
he disfrutado en compañía de mis amigos?
he desperdiciado pensando en el "qué dirán"?

he disfrutado haciendo el amor?
he desperdiciado sin hacer nada?

he disfrutado en compañía de mi familia (abuelos, padres, mis hijos...)?
he desperdiciado preocupándome por cosas sin verdadero valor?

he disfrutado practicando algún deporte?
he desperdiciado en atascos?

he disfrutado siendo feliz con mi pareja?
he desperdiciado pegado a la televisión?

he disfrutado con una buena conversación?
he desperdiciado discutiendo?

he disfrutado viajando?
he desperdiciado durmiendo?

he disfrutado de buena salud?
he desperdiciado quejándome?

he disfrutado aprendiendo cosas nuevas?
he desperdiciado en trabajos que no me llenaban?

he disfrutado ayudando a otros?
he desperdiciado por no pedir ayuda?

he disfrutado riendo sinceramente?
he desperdiciado haciendo lo que se esperaba de mí?

he disfrutado jugando a algo?
he desperdiciado aburrido?

he disfrutado conociendo gente nueva?
he desperdiciado cerrándome a los demás?

Podría hacer muchas preguntas más, aunque todas ellas se podrían resumir en:
- ¿Cuánto tiempo de mi vida he sido feliz?
- ¿Ha merecido la pena mi vida? ¿He aprovechado la oportunidad de estar vivo?

5 comentarios:

Raúl Retana dijo...

Muy bueno. Me han gustado mucho las preguntas que te haces. Yo también me lo he preguntado muchas veces. Pero es lo mismo que preguntarse: ¿Qué es la vida? No hay que preguntárselo, hay que vivirla, simplemente. El porcentaje y la estadística son referencias lógicas y racionales. Y tus preguntas son oníricas, del lenguaje de los sentidos. La respuesta esta dentro de ti y jamás será un numero seguido de %.....

Jajaja es un asunto complejo el de tus preguntas.
Un Saludete

bubu dijo...

Solo una frase contundente: carpe diem

Muy buena la entrada, sí señor :)

kykoche dijo...

jejeje, completamente de acuerdo con los dos!! Lo importante de la vida es vivirla, a tope!

el motivo por el que me gustaría conocer estas estadísticas, no es por su componente racional, sino porque seguro que me permitiría darme cuenta de en qué cosas malgasto el tiempo, desperdicio mi vida... aunque bien pensado, eso es bastante racional, no?

bueno, un poco lioso, pero creo que me he explicado :P

La prima belga :) dijo...

Yo me considero una persona feliz, aunque mi vida no sea perfecta ni exenta de problemas. Y creo que es gracias al lema "ama como si fuera la primera vez". Y mira que es difícil de aplicar. Esto incluye a amigos, a la familia, a compañeros de trabajo, al trabajo mismo, a actividades nuevas, a lugares, a cualquier cosa... Porque es el entusiasmo primero, el asombro hacia lo desconocido, las ganas de conocer más y mejor, de descubrir poco a poco y disfrutar cada pequeño detalle, lo que te lleva a amar y a crear un vínculo en el tiempo (como si fuera así desde siempre y al mismo tiempo acabara de nacer ayer). Eso es lo que nos permite ser feliz. Eso es vivir a tope... No se necesita mucho más, aunque nos hagan creer lo contrario.

kykoche dijo...

buuffff, qué fácil suena lo que acabas de decir y qué difícil es de llevar a cabo! Pero está claro que sin ilusión, la vida se convierte en algo monótono, aburrido. Siemrpe he pensado que es mejor arriesgar y perder, que quedarse contemplando lo que uno ya tiene... aunque de pensar a llevarlo a cabo... :P

un abrazo!! y otro para J!
(y bienvenid@s al blog!)