sábado, septiembre 02, 2006

Todo humano tiene mano

Las personas se pueden clasificar en multitud de categorías, pero ahora mismo voy a agruparlas en dos tipos distintos (siendo fino): las que entiendo y las que no entiendo:
- Entiendo a las personas que ceden el paso, ya sea en el Metro, en una puerta o en un paso de peatones. No entiendo a las personas que no lo agradecen.
Con un pequeño gesto es suficiente. Pero no, la gente se empeña en cargar con una capa de superioridad que en muchos casos no se creen ni ellos mismos.
- Entiendo a las personas que van al fútbol a divertirse, a animar a su equipo y a disfrutar del espectáculo con los amigos o la familia. No entiendo a las personas que van al fútbol a desahogarse, a insultar al equipo contrario, a pedir la sangre del árbitro como si de un circo romano se tratara o a pitar a su propio equipo desde el minuto uno.
Hay que saber perder, saber ganar... y también saber respetar a los que te rodean. Si no saben, quédense en casa y así evitarán hacer el ridículo delante de sus hijos.
- Entiendo a las personas que cumplen las normas y saben interpretarlas. No entiendo a las personas que viven para cumplir las normas, sobre todo cuando les interesan. Alguien me puede explicar qué mal hacen tres tíos comiendo de tuppers en un comedor de empresa? La relajación y la alegría alargan la vida... y si no es así, al menos seguro que la hacen más divertida.
- Entiendo a las personas que pitan en el coche cuando alguien ha realizado una infracción o una maniobra que les ha asustado o que les ha puesto en peligro. No entiendo a las personas que pitan desaforadamente cuando unos obreros cortan el tráfico de una calle mientras realizan su trabajo.
Señora, para qué pita? No ve que hay un camión echando cemento en la zanja? Están trabajando, no fumándose un cigarrillo. Hasta que no terminen no van a restablecer la circulación. Es de cajón. Qué gana bajando del coche e increpando a los obreros? Coja otra ruta alternativa, y si no puede, pues aguántese y no traspase su amargura vital al resto de ciudadanos.

Podría seguir poniendo ejemplos de una y otra categoría, pero creo que es mejor que resuma:
- Entiendo a las personas que buscan ser felices y hacer felices a los demás. No entiendo al resto de personas.

3 comentarios:

holbeist dijo...

Muy bueno, tío ;) ¿¿Ha vuelto a pasar algo con los tuppers?? ¡No me digas que os han vetado la entrada en el comedor! ;)

kykoche dijo...

qué va! Ya me gustaría a mí que pasara algo ahora que nos vamos a Alcobendas :P Con esto del verano, el tema ha estado muy tranquilo.

Morgan, "el bicho" dijo...

¡Chapó!

Esas miradas de odio cuando uno se acerca a la única mesa con más de 3 sitios libres en el comedor y ven que llevas una bolsa con tuppers...

Las empresas con normas prehistóricas no tienen futuro en un país que está cambiando a un ritmo muy alto.

Y, como reza un refrán spañó... "Es de bien nacido ser agradecido". Para los JRs y compañía.