domingo, septiembre 03, 2006

Gracias, 'Pepu'

En esta entrada quiero hacer un especial homenaje a la persona que, desde mi punto de vista, más ha aportado para que hoy España se haya proclamado por primera vez en su historia campeona del mundo de baloncesto: su entrenador, 'Pepu' Hernández. Mi admiración por 'Pepu' comenzó con los logros que alcanzó en la ACB con un equipo modesto como el Estudiantes, en cuya casa se formó. Como entrenador estudiantil 'Pepu' sacó partido de un grupo de jugadores muy jóvenes, a los que fue sumando continuamente chavales de la cantera, y a los que les inculcó una filosofía de sacrificio defensivo y transiciones rápidas en ataque.

Después de un par de intentos de años sabáticos (el primero incompleto ya que regresó para hacerse cargo del equipo estudiantil) le llegó la oportunidad de dirigir a la selección nacional. Y cómo lo ha hecho! 18 partidos, 18 victorias y campones del mundo. Increíble.

Pero lo sorprendente de la labor de 'Pepu' ni siquiera ha sido lograr el campeonato, porque para hacerlo hacen falta buenos jugadores y está claro que España los tiene. No, lo grande de 'Pepu' es cómo ha dirigido a la selección. Desde el primer partido ha conseguido que todos los jugadores se sintieran importantes para el equipo. Para ello ha estado repartiendo minutos entre todos los jugadores disponibles en prácticamente todos los partidos, no sólo en los fáciles (sólo Marc Gasol no jugó contra Argentina en la semifinal). Y este hecho, que para algunos puede ser poco significativo, es lo que ha permitido que en la final frente a Grecia no se haya notado la ausencia de Pau Gasol: todos los jugadores se sentían parte del proyecto, todos se sentían importantes y todos querían sumar para el equipo. Ésa es la palabra que más utiliza 'Pepu' Hernández: equipo.

Para mí la labor de 'Pepu' a la hora de afrontar la final del Mundial merece una mención aparte. Me quito el sombrero! Cuando todo el mundo temía que la ausencia de Pau influyera negativamente en el combinado nacional, 'Pepu' ha preparado el partido de forma magistral, dándole una lección de dirección a un ilustre del baloncesto europeo como Panagiotis Giannakis (Yannakis).

Se ha notado cómo los jugadores españoles salían mentalizados y con la lección bien aprendida desde el vestuario. 'Pepu' era consciente de que la ausencia de Gasol iba a motivar un mayor juego interior por parte de los griegos, buscando a sus torres Papadopoulos y el 'animal' de 150 kg, y para contrastarlo ha ordenado una defensa de 2 contra 1 cada vez que los pívots griegos recibieran el balón. Arriesgado, sí, pero valiente y, en este caso, efectivo. Es a partir de esta decisión donde se ha cimentado la gran defensa española (increíble dejar a Grecia en 47 puntos) y la que nos ha permitido desarrollar nuestro juego alegre en ataque.

La selección no sólo nos ha ilusionado, sino que nos ha hecho disfrutar y ha cumplido con las expectativas superando todos los problemas que le han surgido. Por todo esto es por lo que me rindo ante este entrenador humilde. 'Pepu', muchas gracias.

pd: por si esto fuera poco, acabo de leer que el padre de 'Pepu' Hernández falleció la noche antes de la final.

Fuente: periódico Marca

1 comentario:

Morgan, "el bicho" dijo...

Lo de "Pepu" es profesionalidad.

No me extraña que haya llevado a la selección española de baloncesto a la gran final y, que además, haya conseguido que ganase con una holgada victoria sin su más preciada estrella: Pau Gasol.

¡Ole sus webs!