martes, septiembre 19, 2006

Pimp my ride

1.- Abollón en la partera trasera derecha del coche recibido en el párking de profesores/doctorandos de la ETSIT-UPM. Mi coche estaba aparcado en diagonal y el inútil del profesor/doctorando que me golpeó al sacar su coche huyó vilmente. Arreglo tasado en 300€, casi lo que vale el coche.
2.- Agujero en el parachoques delantero gracias a la 'bola' de remolque de algún desaprensivo. Tampoco el culpable dió señales de vida.
3.- Cristal del intermintente delantero izquierdo parcialmente roto. Esta vez el inútil fui yo que calculé mal al salir de una plaza de aparacamiento en línea. El intermitente funciona correctamente. Hay que ser zote!
4.1.- Rejilla izquierda del frontal perdida en combate y la rejilla derecha se ha librado porque está trabada con las protecciones del radiador. De frente es como si el coche se hubiera roto los piños.
4.2.- El muelle que permite abrir el capó al tirar de la palanca interior no funciona; es decir, cuando se tira de la palanca el capó se libera, pero no salta. Y cuando se suelta la palanca, el capó vuelve a estar capturado. Consecuencia: se necesitan dos personas para llegar al motor (una para tirar de la palanca y otra para levantar el capó simultáneamente). Mi solución casera consiste en bloquear la palanca, una vez abierta, por medio de un destornillador que engancho con la puerta del conductor.
5.- Tapicería del asiento del conductor. Al entrar, al salir... Bueno, si entro yo el primero, nadie lo ve.
6.- Antena de la radio (herencia del primer dueño del coche) pegada por moi a la luna delantera con pegamento del bueno. Anda que no hay gente que me ha preguntado qué era eso del crital!
7.- El cable de la antena está 'almacenado' en la guantera y cuelga por encima de los pies del copiloto para llegar hasta la radio. A veces pienso que alguien se va a enganchar el pie al salir del coche y se va a pegar una buena leche. Aún no ha habido suerte.
8.- El Radio CD es una Radio a secas. El lector de CDs hace meses que dejó de realizar su tarea y, para colmo, tiene secuestrado un CD desde hace unas semanas. Así que nada de música en los viajes largos.
9.- El motor pierde aceite. Es algo que se percibe a simple vista al abrir el capó, pero que no me ha impedido superar las dos últimas ITVs. De todas formas, periódicamente compruebo el nível de aceite y apenas varía.
10.- Falta la tubería del conducto del aire. La mandé poner y en el taller me pusieron una especie de tubo plástico flexible que se rajó por todas partes a los dos días. Intenté arreglarlo varias veces con cinta aislante, pero no sirvió de nada. Si hubiera tomado la foto hace una semana aún se podría ver, pero ahora mismo estará tirado en cualquier carretera de la Comunidad. En fin, su ausencia conlleva algunas consecuencias, pero también me ha permitido estar un año sin tener que cambiar el filtro del aire.
11.- Los intermitentes de ambos laterales están pegados con cola. Vamos, que se soltaron y empezaron a colgar del cable hasta que conseguí un buen pegamento.
12.- Los laterales del parachoque delantero tienden a 'abrirse' y tengo que colocarlos a mano en sus enganches. Además, el extremo derecho de la protección inferior está desprendido y rozaría con el asfalto de no ser por un juego tornillo-tuerca que he incorporado.
13.- Qué ocurre cuándo falta un conducto del aire en el motor? Pues que el aire caliente no sale por donde debiera... pero sigue teniendo que salir. El resultado de esta necesidad física es un abombamiento en los laterales del capó (unos 3cm de altura en el lado más cercano a la salida del aire caliente y casi 2 en el lado contrario). De esta forma se consigue expulsar el aire caliente... y se genera una gran cantidad de ruido desagradable.
14.- Mi favorita. El velocímetro no funciona o, mejor dicho, funciona muy de vez en cuando (la foto está tomada en la M40 circulando a unos 100Km/h - fijaos que digo 'a unos 100Km/h'), y como tampoco tengo cuentarrevoluciones, pues me toca conducir de oído. Además, al no detectar la velocidad del coche, tampoco funciona el cuentakilómetros; es decir, aunque el cuentakilómetros diga que el coche tiene unos 197.000Km, es probable esté marcando unos 500Km de menos (por ahora). Esto me vendría bien para venderlo de 'tercera' mano, pero no creo que nadie me lo vaya a comprar.

Después de este desglose, entenderéis que realice un último intento desesperado:
PLEASE, XZIBIT, PIMP MY RIDE!!!

8 comentarios:

ChebaX dijo...

¡¡¡Jejejejejejejeje!!!

Si es que los coches antiguos tienen mucho caracter. Ya lo echarás de menos cuando lo jubiles. ;)

Morgan, "el bicho" dijo...

Yo que tú me compraba un Alfa 147, que te va a dar menos quebraderos de cabeza y los hacen de acero inoxidable para evitar los bollos... xD.

A ver si jubilas el coche que está ya como los toros en la plaza, que hay que darle el toque de gracia.

jose dijo...

Apoyo a Morgan, cómprate un Alfa, es sólo un poco más caro que el León y apenas da problemas.

Juan dijo...

Joer, yo que pensaba ofrecerte algo por el coche ;) Ánimo y a por ese León

Rach dijo...

Y aún falta decir, al menos que yo recuerde, que la palanca para abatir el asiento del copiloto para que entre alguien atrás lleva años desaparecida, no es más que un metal, y que la tapa superior redondeada de la palanca de cambios de vez en cuando le da por saltar. Por cierto, el CD que se tragó y se ha negado a devolver la radio era mio...que ganas tengo de oir rugidos...

kykoche dijo...

acepto donaciones!!!

Morgan, "el bicho" dijo...

¿De qué tipo de donaciones hablas? xDDD.

Estamos en edad de poder donar de todo. ¿Un hígado te viene bien? ¿O soldaditos 'morganianos'? xDDD.

kykoche dijo...

quita, quita, yo hablaba de donaciones de otro tipo de 'liquidez'.

por mí puedes mantener tus 'soldaditos' en la reserva. Por cierto que aún no tenemos noticias de cierto anillo chusquero y su efecto 'a formar'.