jueves, diciembre 21, 2006

La chispa adecuada

Dejo atrás 23 años y 6 meses de mi vida.
Ese es el tiempo que llevo viviendo en mi casa. Prácticamente toda mi vida.

Llaves Hoy, ya no dormiré en mi cuarto. Ni mañana, ni pasado. Me mudo a otro piso. Con mis padres. Hoy cerraré la puerta del 9ºA y no volveré a cruzarla más.

Pero siempre que se cierra una puerta, otra se abre en algún sitio. Y la pena de abandonar la que siempre consideré "mi casa" también va acompañada por la esperanza de una oportunidad. Una oportunidad de tomar decisiones. De forjar el futuro.

Ojalá en unos años pueda echar la vista hacia atrás y mirar este instante de mi vida sabiendo que aproveché esta oportunidad.

7 comentarios:

Morgan, "el bicho" dijo...

Bueno, bueno, bueno.

Menos mal que has puesto lo de "Con mis padres". Porque ya estaba pensando en el ranking y, ¡te iba a poner el primeritooooo!

Me alegro de que sea un cambio a bien. Un abrazo muy fuerte.

Bubu dijo...

Sniff, sniff!! Supongo que te costará, sobre todo al principio, hasta que acabes de establecerte.

Normalmente nos asustan las situaciones nuevas, inciertas pero es parte de esa aventura personal que llamamos vida. Mucho ánimo en esta nueva etapa de "elige tu propia aventura".

Por cierto, me encanta el título de la entrada :)

holbeist dijo...

No quiero contribuir a la melancolía pero... es horrible, tío. Lo siento mucho por ti. Yo no me imagino no pudiendo volver a este sitio desde el que te escribo. Si cada vez que hemos cambiado un mueble me traumatizo pensando en la cantidad de recuerdos asociados a ese mueble quedarán corrompidos por el nuevo... Me asombra tu optimismo. Entiendo que uno tiene que vivir su propia vida, pero no sé, hay lugares demasiado sagrados :S

kykoche dijo...

morgan, precisamente puso lo de "con mis padres" para evitar malentendidos-jeje.

bubu, la verdad es que sí que me cuesta dejar la casa, son muchos recuerdos. Pero en fin, prefiero centrarme en las oportunidades que se me abren :)

holbeist, yo también soy de los tuyos. No veas lo mal que lo paso simplemente seleccionando la ropa que voy a tirar... con que imagínate con los muebles... pufff, muchos cambios. Aunque casi mejor que sean todos de golpe, así los asimilaré mejor :D

nena dijo...

vaya!! no estes triste!!! los cambios a veces son buenos, y seguro que te vas a una casa mas grande, con mas comodidades... de mucha penita, pero animo!!! son etapas de la vida y piensa que esta es una mas. A mi en enero o febrero me dan mi casita, PARA MI SOLA!!! y estoy super emocionada, me va a dar mucha pena separarme de mis padres, pero imagino que es ley de vida, no??? aprovecha y disfruta de tus cambios, piensa que los tus recuerdo, recuerdo son y siempre los tendras ahi, lo demas es material, no??
Animo!!!!

Igrein dijo...

Vamos a ver... toda la culpa de esto la tiene las películas del disney.
La casa no tiene sentimientos, al igual que no lo tienen los muebles, ni la ropa, ni los zapatos. Por eso has de estar feliz!!! Tienes un nuevo hogar!!! Yo estoy deseandito de comprarme un piso de esos de "hipoteca pa toa la via" y llamarlo "mi casa".
Los recuerdos siempre estaran en ti, no en una casa.
Ala! Y ahora ahorra, que como siguen las cosas la juventud no vamos a poder comprar un piso en la vida!
Un besote!!!

kykoche dijo...

joer, visto como lo veis nena e igrein hasta parece lógico no sentirse triste-jeje. Además, tenéis razón en lo que decís.

Aún así cuesta desprenderse del que ha sido tu refugio durante tanto tiempo. Mi cuarto es problablemente el único sitio del mundo que realmente me ha pertenecido hasta ahora. Y, en cierto modo, me siento hasta un desagradecido por abandonarlo.