miércoles, octubre 04, 2006

La edad de la inocencia

La capacidad que tienen los niños para reflejar fielmente aquello que perciben en su entorno resulta fascinante. Expresan lo que ven, lo que oyen, sin valoraciones interesadas, sin adaptarlo a sus necesidades. A veces esto supone una doble desventaja: para sus familiares por las situaciones embarazosas que les genera y para los propios niños porque la ausencia de una capacidad crítica les deja expuestos a engaños malintencionados. A pesar de estos peligros, personalmente me encantaría disfrutar mucho más a menudo de esa sinceridad inocente en las personas que se hacen llamar adultas.

En las guarderías de EEUU algunos niños pintan pollos con seis patas... normal, los muslos de pollo se venden en packs de 6. (Fuente: 'El Quinto Día')

niños en huevos

Inicialmente este hecho se puede interpretar como resultado de un desconocimiento infantil, de una ignorancia metropolitana; pero yendo más allá de la sorpresa inicial provocada por lo irreal de tal percepción... hay que ser un genio para razonar así! Qué capacidad deductiva más impresionante!

10 comentarios:

Juan dijo...

Os habéis parado alguna vez a pensar cuándo los niños empezamos a perder esa sinceridad-inocencia? Es quizás un método defensivo natural ante otros seres? Es una actitud egoísta que se pierde cuando crecemos porque cada vez somos más egoístas? Qué pasaría en un mundo donde todos pensáramos como niños: sería mejor o peor? Porque a veces la mentira sirve para evitar el dolor.
Es un tema que siempre me ha parecido muy inquietante.

Anónimo dijo...

Interesante teoría de la inocencia infantil.

A mí también me encantaría poder vivir como un adulto, pero sentir como un niño... No tener miedo a decir las cosas como las siento, sin pensarlas, porque esté en medio de un grupo de 'adultos'.

Nos hacemos viejos amigo Kyk. ¡Qué pena!

Anónimo dijo...

Por cierto Kyk. Ayer estuve en una librería y no sabía qué libro elegir.

No quiero un bestseller, quiero ahondar un poquito en el tema de la Psicología. ¿Alguna recomendación?

Un abrazote...

kykoche dijo...

bubu (me gusta más que Juan), es la propia teoría de la evolución: sólo los más fuertes sobreviven. Y ya desde niño el ser humano aprende que los inocentes no son los más fuertes.

morgan, sí, nos hacemos viejos. Hay cosas de mi vida actual que me encantan... pero es una pena no poder quedarme también con lo mejor de las etapas pasadas.

Yo soy más lector de best-sellers o de obras clásicas. Pero si quieres un libro a cerca de la superación personal y el éxito, te recomiendo 'El vendedor más grande el mundo' de Og Mandino. De todas formas, si me explicas un poco más qué es lo que buscas, puedo preguntar en mi círculo de influencia (que para algo mi padre es psicólogo :P )

Anónimo dijo...

Busco algo de psicología social.

Algo así como ver el perfil de la gente con la que hablas, de la gente con la que te relacionas, para mejorar tu actitud y sacar lo mejor de ellos, o lo que tú quieras de ellos.

Solamente encontré uno ayer y no fue muy inspirador.

ChebaX dijo...

Los niños son unos cabrones. Olvidemos el tópico de que los niños son inocentes y que no tienen malicia.
Si no, ¿por qué nos dan tanto miedo las películas con niños enemoniados al estilo de The Ring?
En serio, lo dice alguien que ha sufrido a muchos niños de muy distintas edades. El ser humano, como el vino, mejora con la edad.

Igrein dijo...

Jajajaja!!!! Que bueno Chebax!!! Creo que tiene algo de razón. Yo no creo que sean unos cabrones pq me den miedo en las películas, pero tampoco creo que sean tan inocentes. De echo, cuando paso por el cole para ver a mi hija jugando en el patio, les oigo decirse unas cosas... y eso no es muy inocente. Puedes pensar lo que pensaba yo "no saben lo que estan diciendo" hasta que le pregunté a mi hija... Joder si saben de lo que hablan!
Un beso!

Ktulu dijo...

Recordemos que también hay adultos que creen que el pollo y la gallina son especies distintas... :-)

La psicología infantil no tiene límites. Yo también estoy convencido de que los niños no son tan inocentes, simplemente disimulan para engañarnos...

Saludos!

kykoche dijo...

Creo que me habéis malinterpretado. Lo que echo de menos de los niños es que su sinceridad descontrolada, sin capacidad de ver dos jugadas más allá.

Desde luego, estoy de acuerdo que los niños, sobre todo cuando crecen un poco, pasan a ser meros proyectos de 'terroristas' :P

holbeist dijo...

Yo estoy un poco con Sebas, los niños no son tan inocentes. De hecho hasta los 8 o 9 años no se desarrolla totalmente la emotividad y la capacidad empática, así que los niños son en realidad unos pequeños psicópatas afectivos.