lunes, agosto 28, 2006

Hechos insignificantes

A veces un pequeño gesto puede tener un gran significado:

Sacar una moneda de 50 céntimos de la mochila supone dar por cancelada la temporada de piscina hasta el próximo verano.

Como dice la canción: las cosas más triviales se vuelven fundamentales.

2 comentarios:

jose dijo...

Pronto la cancelas, ¿no?
Aún sigue abierta la piscina.
Aunque entre líos y fríos, mejor que nos vea el año que viene

kykoche dijo...

sí, demasiado pronto me doy por vencido este año. Además, tampoco es que haya aprovechado demasiado mi 'contacto' para entrar de gratis.

así que hasta el año que viene :-(