domingo, noviembre 11, 2007

Por qué no te callas?

No me gusta. En un mundo donde las noticias de un domingo incluyen un atentado terrorista frustrado (5kg de explosivo en una olla a presión), la lucha entre un grupo de skins y otro de punkies a media mañana en la estación de Legazpi (con el fallecimiento de uno de ellos por una puñalada en el corazón) o la batalla campal de los "tiffosi" (supuestos seguidores de equipos de fútbol) contra la policía italiana tras la muerte accidental de uno de aquellos, no me gusta que las televisiones internacionales muestren modelos de conducta que potencien y fomenten los comportamientos radicales o las conductas agresivas y carentes de respeto. Y me gusta menos todavía, cuando esos compartimientos y conductas son llevados a cabo por dirigentes y jefes de Estado.

Antes de seguir adelante expresando mi opinión sobre la persona y el comportamiento del pasado sábado de Hugo Chávez, quiero confesar que mi punto de vista es completamente partidista y dependiente de las informaciones que han llegado a mi conocimiento, que son: las noticias que se publican en España (creo que no hace falta justificar la afirmación de que las informaciones publicadas en este país son todas interesadas), así como las noticias llegadas por la parte de mi familia que vive actualmente en Venezuela, por los amigos de mis padres (los cuales vivieron durante muchos años de su juventud en dicho país caribeño) y por la experiencia de mi hermana cuando estuvo allí trabajando para una ONG.

Hugo Chávez es una persona culta, que desarrolló una brillante carrera militar y que curiosamente se permite el lujo de llamar fascista a otros cuando él mismo pasó dos años en prisión por su intento de golpe de estado en 1992; es decir, intentó utilizar el cargo que ocupaba en el ejército para derrocar el régimen democrático que en aquel momento gobernaba en Venezuela. Sin comentarios. Cierto es que luego salió de la cárcel (tras un acuerdo político) y que posteriormente alcanzó la presidencia tras prometer la aplicación de políticas sociales agresivas (como la expropiación de los latifundios para entregárselos a los campesinos) y vencer en las elecciones de 1999. Y a partir de ahí, la pesadilla. Las políticas indígenas y sociales nunca alcanzaron su objetivo, si es que llegaron a aplicarse en algún momento, la corrupción invadió el país en todos sus estamentos y el empobrecimiento y el desempleo de la población aumentaron descontraladamente, lo cual no deja ser curioso si tenemos en cuenta que Venezuela es uno de los países más ricos del mundo en cuanto a materias primas se refiere.

¿Y qué hacía Chávez mientras tanto? Pues desarrollar su megalomanía. Así tomó el control directo de la televisión pública venezolana, creando incluso su propio programa "Aló, Presidente" (en el cual ha sido capaz de hablar durante 8 horas seguidas... atención, por favor... OCHO HORAS!! hablando, cantando, leyendo poesía...) y cuando se alzaban voces contra él, las callaba (como hizo al cerrar la televisión privada Radio Caracas Televisión-RCTV). ¿Y qué soluciones promueve ahora? Pues una reforma constitucional que, entre otras cosas, establece la reducción de la jornada laboral a 6 horas, permite la supresión del derecho a la información en caso de establecerse un estado de excepción y, sobre todo, le permite legitimarse en el cargo de Presidente de forma vitalicia si vence en las próximas elecciones(creo que no he mencionado aún que en las dos últimas elecciones que ganó hubo gran número de protestas internacionales por las 'irregularidades' en el recuento de los votos).

Y este señor Chávez es el que se permite insultar a un ex-dirigente español (maniobra que por otra parte pretende desviar la atención de las revueltas populares que sacuden su país) en mitad de la XVII Cumbre Hispanoamericana. Tan lamentable fue su actitud que el Presidente Zapatero salió en defensa de José María Aznar (quién lo hubiera imaginado!) y el propio Rey Juan Carlos perdió la compostura y le espetó un "Por qué no te callas?". Posteriormente, el monarca abandonó la Cumbre ante la insistencia de la postura de Chávez.

Sinceramente, creo que el Rey no debió soltar esa frase. Pero sí creo que hizo bien en abandonar la sala. Por otra parte, creo que el Presidente Zapatero mantuvo una actitud adecuada inicialmente al solicitar la rectificación de Hugo Chávez, aunque también considero que debería haber abandonar la Cumbre junto a su Jefe de Estado. En fin, me resultó un espectáculo bastante bochornoso. No puedo entender cómo ciertos personajes alcanzan ciertos cargos y menos aún, como ya dije al principio de esta entrada, que se los tome como referencias sociales para muchos mitómanos.

Por todo esto, y a pesar de no estar de acuerdo con las formas, me uno a mi monarca y le sugiero a Hugo Chávez: "por qué no te callas?".

5 comentarios:

bubu dijo...

A mí personalmente sí me gustó la actuación de nuestro monarca. Sé que se salió del protocolo pero, aunque bastante irritado, demostró y defendió a su país, del que es el cabeza visible. Para mí, ha ganado muchos puntos ;)

Un abrazo.

kykoche dijo...

estoy de acuerdo en que no se pueden aguantar las mamarrachadas de algunos personajes, y menos cuando van dirigidos contra uno.

Sin embargo, en mi opinión tenía que haberle mandado callar, sí, pero con voz serena y calmada. Le podría haber dicho algo así como: "Sr. Chávez, usted es digno de que en su honor se erija una estatua ecuestre, pero sin jinete" :P

un abrazo!

zazou dijo...

A mí no me gustó como actuó vuestro monarca. Eso es lo que hubiera hecho cualquier poligonero enfarlopao. A alguien al que se le dispensan tantos honores y al que se le supone una preparación específica para el cargo que desempeña, dado que no tiene más obligaciones y que la monarquía consiste precisamente en apoltronarse hasta que el susodicho o la naturaleza cambien de opinión, debería contener esos arranques que recuerdan más a su (tatara)^n-buelo Fernando VII que a una figura supuestamente ceremoniosa.

Y lo de levantarse... pues igual. La diplomacia no es lo que vemos por la tele. Es lo que ocurre antes y después de estas cumbres borrascosas. Si tus diplomáticos ya te han avisado de que la cosa se puede poner calentita, pues da los tirones de orejas que sean necesarios, pero a puerta cerrada. Avísale al Ortega que como se ponga chulito le recortas las ayudas al desarrollo. Dile al Chavito que como se le ocurra abrir la boca, le va a vender aviones su excelentísima madre, o, en su defecto, Mr. Danger. Pero numeritos frente a las cámaras, no. Eso no es diplomacia, y para eso no enviamos a gente presuntamente preparada. Para eso sacamos a cuatro navajeros de la trena y los mandamos a Santiago de Chile para que les callen la boca a estos individuos.

Eso sí, yo como español y republicano me reí mucho con el rey, y me congratula que se haya convertido en un icono freak que poli-suena en los móviles de chonis y chandaleros.

Morgan dijo...

¡Es alucinante!

Por si alguien se ha perdido el momento:
http://youtube.com/watch?v=l3p_e2t1hxw

Mira, el rey no se comportó de la manera más decorosa posible, pero la reacción del rey la hubieran tenido el 80% de los españoles. Y más, según me estoy enterando en la oficina, que Hugo Chávez venía predispuesto a "tocar los webs" desde que se bajó del avión.

Pero vamos, yo hubiera hecho lo mismo que el rey y Zapatero, defender el hecho de que Aznar fue democráticamente elegido por los españoles y en mi opinión muy poco cuestionable como con otros.

Esto me parece a mí que va a traer cola, pero encima es que, los perjudicados vamos a ser nosotros.

Un saludo!

lexu-jaime dijo...

Bueno…el post da para mucho. Y yo solo recomendaría ir por partes para no mezclar las cosas, que excepto en los restaurantes chinos y las sesiones House, no suele dar buen resultado:
a) La política mediática de nuestros días: Habría que enjuiciar qué es realmente más representativo de nuestro tiempo presente ¿la cotidianeidad de la violencia creciente, con sus causas y motivos, o la reunión de las élites (jefes de estado) para tratar temas tanto públicamente como en privado?
b) La trayectoria chavista: analizar sus méritos y deméritos. Y en los casos de unos y otros ver de donde surgen esas iniciativas. ¿Sabéis que la primera Seguridad Social es un invento del Duce Mussolini cuando aún necesitaba del apoyo obrero para mantenerse en el poder? Algo así está detrás de la primera redistribución de la riqueza, en mucho tiempo, en Venezuela.
c) Las formas de nuestros representantes: el ppo. de mandato delegado sobre el que se asienta el poder en democracia, incluso en las democracias de masas mediáticas, exige el mantenimiento de una serie de pantomimas, de protocolos, que un sustenta la autoridad y la diferenciación de los dirigentes frente a y los electores.
Por último, durante la II república se dieron los periodos de gobierno civil más conservador y reaccionario. Yo soy republicano de corazón y medio encéfalo, pero ante todo soy pragmático. Pensar en que Aznar, o algún otro personaje del mismo perfil, pudiera ser jefe de Estado, y no sólo de gobierno, me da mucho miedo.
Por ahora, en este país, los dos dedos de frente sólo nos dan para ser electores, aún no somos ciudadanos, lo que implica responsabilidad.