martes, marzo 06, 2007

Ibercaja Sumergida

Realmente ha sido lamentable.

El papel que tanto Ibercaja como la organización han tenido en la venta de entradas para el concierto de Héroes del Silencio del día 12 de octubre en Zaragoza ha sido simplemente lamentable. Los hechos han demostrado que el evento les ha quedado muy grande.

El jueves día 1, a las 00:00, salían a la venta las primeras entradas en algunas tiendas de Madrid, Zaragoza y Barcelona, y, además, se abría la venta de entradas en el portal de Ibercaja de internet, así como en aquellos cajeros de Ibercaja que proporcionaran venta electrónica de localidades.

Pues bien, unos amigos y yo decidimos tantear todas las opciones. Un grupo de nosotros fue enviado como avanzadilla a la tienda de La Rosa Negra en la calle Montera. Llegamos a las 20:00 (en parte culpa de cierto 'cantautor') y teníamos más de 300 personas delante. Como cada una de ellas tenía opción a sacar un máximo de 6 entradas, y el número total de las mismas que se vendían en la tienda era de 1.100, no fue de extrañar que nos quedáramos a las puertas.

También lo intentamos por internet. Pero era de esperar que el servidor web de Ibercaja se cayera rápidamente al recibir miles de peticiones en un mismo instante.

Así que la mayoría de nosotros optó por probar fortuna en diferentes cajeros distribuidos por toda la ciudad. Casi todos estuvimos en ellos desde antes de las 23:00 (aún así yo fui era el undécimo en la cola del mío) y esperamos estoicamente en mitad de la calle la llegada de las 00:00 y, por tanto, el comienzo de la venta de entradas. Pues nuestro gozo en un pozo. Ibercaja no fue capaz de mantener el servicio (menos mal que el número de cajeros es limitado y conocido por la entidad, que si no...), así que el servidor, la base de datos, o lo que fuera se les fue al carajo. O al menos en Madrid, porque en Zaragoza sí que lograron comprar entradas. Y allí estuvimos, cientos de personas repitiendo la maldita secuencia de botones para comprar una entrada y viendo como cada uno de nuestros intentos era respondido con un continuo "debido a un fallo técnico su operación ha sido cancelada". Poco a poco la gente fue perdiendo la esperanza y abandonando los cajeros. Yo mismo me fui a las 02:30 de la mañana (aunque una vez en casa seguí intentando comprarla por internet). Pero el mérito a la persistencia lo obtuvieron dos amigos, Jose y Marga, que aguantando hasta las 04:00 consiguieron nada menos que 4 entradas!!! Guau, menuda suerte, 4 entradas después de 4 horas de espera en la calle y después de ver cómo otro tío de la cola se les coló y conseguía 3 localidades antes que ellos. Bueno, al menos en su cajero salieron entradas, en el mío ni una.

A la mañana siguiente volví a intentarlo en internet y en el cajero. El servicio seguía caído. Nos dieron un número de teléfono de información. Llamé desde el trabajo y me informaron de que a las 13:00 la dirección de Ibercaja lanzaría un comunicado. A las 14:00 me fui a intentarlo en otros dos cajeros. Nada. Hasta le dejé mi número a una directora de sucursal. Poco después llegó el comunicado: se suspendía la venta de entradas en los cajeros, la cual se rehabilitaría el sábado a las 12:00 por medio de la venta telefónica.

Pues allá que fuimos otra vez como gilipollas. Llamando durante 3 horas desde las 11:50 de la mañana (y habiéndonos acostado a las 07:30). Yo hasta conseguí que sonaran dos tonos antes de que me colgaran. Y al final nos quedamos sin entradas. Pero cómo puede ser? Pues muy sencillo, en un foro de Héroes del Silencio alguien sacó un número distinto al 'oficial' y los que se enteraron consiguieron su entrada. En 3 horas desaparecieron las 6.000 que aún había a la venta. Pero claro, sólo para los 'afortunados'. Así podíamos estar llamando el resto como gilipollas.

Ahora nos vienen con otro concierto para el día 10 de octubre también en Zaragoza. Y yo me pregunto: serán capaces los organizadores de aprender de los errores? o seguirán cometiendo chapuza tras chapuza? Yo me inclino por la segunda opción.

3 comentarios:

Morgan dijo...

Era de esperar que lo hiciesen mal. No te cuento yo, lo que algunos hicieron con el Madrid-BarÇa del año pasado :-D

Este acontecimiento se les ha ido de las manos a Ibercaja y a la organización del concierto. Pero, como mucha gente se ha quedado en la cuneta, seguro que sacan más conciertos y más entradas.

Otra opción es la reventa, pero tu bolsillo lo va a sentir mucho.

¡Olé! Qué huevos le echaron Jose y Marga hasta las 4 de la mañana. Yo me hubiera rendido a las 2 y seguro que me hubiera pegao con el que se les coló... jejejejeje.

¡Un saludooooo! Esto sí que es AVALANCHAAAAAAA.

Bubu dijo...

Bueno, creo que tengo algo más de información sobre la venta telefónica. Resulta que no fue un solo número el que salió en cierto foro de HdS sino 3 distintos.
Según me han contado parece ser que son los habituales de servicio telefónico de Ibercaja y que el número 900 al que tenías que llamar acababa desviándote a alguno de estos tres con lo que, al no estar tan extendidos, era mucho más fácil coger línea.
De todas formas ha sido una vergüenza, según mi opinión culpa de una pésima previsión y, a la vez, falta de tiempo. Los cajeros no estaban preparados para dispensar tan alto número de accesos simultáneos (infinitamente superior al uso normal de éstos y para los que la red Ibercaja seguro que funciona de forma razonable) y no han tenido tiempo suficiente para solventar este problema técnico.

kykoche dijo...

Jose y Marga fueron unos campeones, eso está claro...

lo que no es ni medio normal es que se juegue con las ilusiones de la gente como se hizo. Hay gente que está dispuesta a pagar lo que sea por ir al concierto, pero lo que no es aceptable es que le tomen el pelo.